11 may. 2018

PASTAS DE TÉ CON MANGA por Marivi


Estas pastas se hacen con manga pastelera, de ahí su nombre. Son un tipo de pastas de mantequilla y muy fáciles de hacer.


No tienen ninguna complicación, no hace falta ningún aparato y cualquiera las puede hacer, tanto expertos como noveles. De echo estas pastas las ha hecho mi sobrina conmigo cuando era chiquitita :)




INGREDIENTES (para unas cuatro bandejas):

  • 300 gr. mantequilla
  • 200 gr. azúcar glas
  • 200 gr. huevos batidos (unos cuatro huevos L)
  • 500 gr. harina de repostería

PREPARACIÓN:

Unas horas antes sacar la mantequilla de la nevera para que esté a punto pomada. Si se nos ha olvidado la metemos unos segundos en el microondas con cuidado de que no se derrita. Tiene que estar a punto pomada.

El punto pomada, para quien no lo sepa, es como bien reza, el punto que tiene una pomada o crema, blandita.

Ponemos el horno a pre calentar a 200ºC, para que vaya cogiendo temperatura mientras hacemos la masa.

En un bol grande ponemos la mantequilla, el azúcar glas y mezclamos hasta que se forme un crema.


 En otro bol ponemos cuatro huevos L, los batimos y los pesamos. Tenemos que echar en la crema que hemos hecho, exactamente 200 gr. de huevos batidos.

 Mezclamos bien hasta integrarlos bien y conseguir una crema.  Pesamos y tamizamos la harina, y la agregamos a nuestra crema.

Mezclamos bien para integrar todo.


En una manga pastelera ponemos una boquilla rizada grande.

En una bandeja de horno vamos poniendo la masa con la manga. Dejando espacio pues ensanchan al hornear. Procurar hacerlas todas del mismo tamaño.
Se pueden hacer redonditas, como estas, o alargadas. Yo las he hecho de los dos tipos.


Horneamos a 200º C. Cuando empiecen a ponerse doraditas las sacamos con muchísimo cuidado, pues son muy muy delicadas. Yo me ayudo de una espátula de cocina.

Sacamos nuestras pastas a un plato para que se vayan enfriando. Y repetimos con las demás bandejas, hasta terminar con todas. Da para unas cuatro bandejas. Todo depende del tamaño de las pastas y del la boquilla.


Cuando estén frías la colocamos en una fuente, plato o lo que queramos. También podemos, si queremos, bañarlas hasta la mitad de chocolate blanco o negro........ lo que queramos y nos apetezca.
Yo, en esta ocasión las he preferido así, para tomarlas con un chocolate caliente o una buena taza de té.
Son una delicia para comerlas a cualquier hora.

QUE DISFRUTÉIS!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IMPRIMIR O GUARDAR ESTA RECETA

Print Friendly and PDF