23 feb. 2018

BIZCOCHO DE PIÑA MARIVI por Marivi

  

Esta tarde me apetecía comer algo dulce, pero no cualquier cosa, un bizcocho. Y me ha dado por experimentar con lo que tenía a mano. Así, a voleo, como los masterchef de la tele.... porque yo lo valgo. Me he puesto mi chaquetilla, que ya os la enseñaré, porque he reinventado una, y hala, a cocinar se ha dicho.
He ido apuntando en la pizarra todo lo que iba añadiendo y las cantidades, para luego contároslo a vosotros y acordarme yo para otra vez :), que la memoria ya no es la que tenía cuando era una jovenzuela.
El resultado ha sido un bizcocho esponjoso, jugoso y para mi gusto en su punto justo de dulzor. Según iba haciendo la masa, iba probando hasta que he conseguido el sabor que quería.
Espero que os guste, yo os cuento como lo he hecho y vosotros decidís añadir o no más azúcar.
Yo le he puesto una glasa, pero se me ocurre, por ejemplo, hacer uno con pera y ponerle por encima una capa de chocolate fundido, UMMMM, tiene que estar buenísimo.
Me lo apunto para hacerlo otro día.
La cocina es imaginación, eso sí, sabiendo combinar ingredientes, porque yo tuve una época creativa cuando era jovencita y empezaba a hacer mis pinitos, y una noche me dio por inventarme una patatas cocidas con mostaza, que fueron a la basura. Pero así es como se aprende en esta vida, nadie nace enseñado.

INGREDIENTES:
  • 300 ml de nata para montar
  • 6 cucharadas grandes de azúcar
  • 3 huevos
  • 200 gr. de harina repostería
  • 1 sobre de levadura
  • 6 cucharadas de zumo de piña
  • 6 rodajas de piña
PREPARACIÓN:

En un bol pongo la nata semimontada y añado el resto de ingredientes, menos la piña en trozos. Lo bato todo y cuando esté todo bien mezclado añado la piña cortada en trocitos pequeños.

Engraso un molde con un poco de mantequilla y pongo la mezcla.
Meto en el horno precalentado a 200º y horneo a 180º durante 40 minutos o hasta que pinche en el centro y salga el pincho limpio.
Lo saco del horno lo dejo un rato reposar y cuando ya no está tan caliente lo termino de sacar para enfriarlo en una rejilla.


Cuando se ha enfriado, con un poco de azúcar glas y un poquito de zumo de piña hago una glasa para echar por encima del bizcocho.

Lo dejo un rato y ya está listo para servir.


Está muy bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IMPRIMIR O GUARDAR ESTA RECETA

Print Friendly and PDF